EL BLOG SHIVADELICO

25 Curiosidades sobre Pink Floyd

Recién estrenado el “Endless River”, decimoquinto disco oficial y último de la carrera de Pink Floyd, es el momento perfecto para repasar varias anécdotas que algunos conoceréis y otros no.

Bienvenidos al lado oscuro de la luna, poneros las gafas kaleidoscópicas, abrocharos bien los cinturones, subid el volumen y entrad en el maravilloso mundo de Pink Floyd, despegamos!

1 - La primera curiosidad de Pink Floyd es nada más y nada menos que el maravilloso Syd Barrett en sí mismo. Se podría hacer un solo post con todas las anécdotas y locuras protagonizadas por Syd Barrett, pero voy a hacer una guía rápida para los que no lo conozcan:


syd_barrett_in_the_acid_sea.jpg

PEQUEÑA INTRODUCCIÓN ESQUIZOFRÉNICA A SYD BARRETT


En su época más loca, Barrett era consumidor compulsivo de LSD hasta el punto que los visitantes que pasaban por su casa tenían tanto miedo de que les endosara una dosis de LSD que se negaban a beber nada de lo que les ofrecía y temían incluso beber agua del grifo.


Bajo los efectos de la LSD, Syd desplegaba todo un abanico de nuevos sonidos e improvisaciones musicales que hicieron a Pink Floyd únicos entre la marabunta de bandas londinenses de la época e incluso llegaron a despertar la admiración de artistas de la talla de Eric Clapton, Paul McCartney y hasta un joven David Bowie, que asistieron asombrados a algunos de los primeros conciertos de Pink Floyd.


Por desgracia, el consumo y abuso de LSD no hizo más que acelerar el proceso de deriva esquizofrénica que la mente de Barrett había ido experimentando de forma más o menos paulatina desde joven, lo que provocaba que su comportamiento y sus reacciones se hicieran cada vez más impredecibles y enigmáticas.


El éxito de “The Piper at the Gates of Dawn”, no hizo más que agravar la frágil y esquizofrénica mente de Syd, que no pudo lidiar con la presión de liderar la banda y encadenar un concierto tras otro y terminó por colapsar, convirtiéndole en una sombra de lo que una vez fue. Sus frecuentes ataques de locura en los conciertos, durante los cuales permanecía catatónico sin tocar una nota, acabaron por derivar en lo que sería su salida de Pink Floyd.


sydbarrett1.jpg

David Gilmour fue t